Seleccionar página

Las primeras clases de robótica las hemos empleado en aprender a orientarnos en el espacio. El reto consistía en crear circuitos para que nuestro robot A.L.E.X. se moviera sin caerse y desafiar a los compañeros para superar las pruebas que hacíamos.
Reto superado después de aprender de nuestros errores.